Vista Previa
ACORDES:> Em D G C Am B7 A

Mi primer aporte... espero les sirva.

Intro (Arpegio): Em, D, G, C, G, D, G (X2)

    Em                     D             G
1) En la esquina de mi barrio hay una tienda que
   C           G       D     G
vende unas pastillas para olvidar.
 Em            D              G        C
Los vecinos aseveran que su efecto prolifera pero
 G     D              G
yo no las quise ni probar.
Am                            D
Pastillitas del olvido, tengan el recuerdo vivo de
  G            D        Em
la noche que la vi bailar.
   Am                  D
Se movía como loca, inestable y caprichosa,
     G        D     Em        D       C    D
y era triste como mi ciudad, como mi ciudad..

     G                           B7         Em
2) Y yo, que te di todas mis noches a vos, sin
                 C
lamentos ni reproches.
  G                         A
Te di, en las noches y los días, mis mejores
  C                          D
melodías en  las olas más tremendas de mi vida.
  G              B7                     Em
Yo te espero todavía, yo creo que el olvido es una
    C
fantasía.
  G                     A
Y así, destinado a padecerte sigo loco como
  C                           D
siempre,  inventando lo que sea para verte.

1) En un rincón de mi memoria, sobran noches de tristeza,
poca gloria, y soledad.
Y en el hueco de los años más dorados caben tus ojos
prestados y un adiós para olvidar.
Pastillitas del olvido, tengan el recuerdo vivo
de la noche que la vi bailar.
Se movía como loca, inestable y caprichosa, y era
triste como mi cudad, como mi ciudad..

2) Y yo, que te di todas mis noches a vos,
sin lamentos ni  reproches.
Te di, en las noches y los días,
mis mejores melodías en las olas más tremendas de mi vida.
Yo te espero todavía, yo creo que el olvido es una fantasía.
Y así, destinado a padecerte sigo loco como siempre,
inventando lo que sea para verte.

2) Y yo, que te di todas mis noches a vos,
sin lamentos ni reproches.
Bailá tu milonga preferida,
que está oscuro todavía, que amanece y se nos acaba la vida.
Yo te espero todavía, yo creo que el olvido es una fantasía.
Y así, destinado a padecerte sigo loco como siempre,
inventando lo que sea para verte.