Lam	Sol	  Fa	   Mi
RESUCITÓ, RESUCITÓ, RESUCITÓ. ALELUYA, 
ALELUYA, ALELUYA, ALELUYA,  RESUCITÓ.

Muerte, ¿donde esta la muerte?, 
¿donde esta mi muerte?, ¿donde su victoria?

Gracias, sean dadas al Padre, 
que nos pasó a su reino, donde se vive de amor.