Re  Mim

Había un ciego

LA7,  RE

en Jericó

Re  Mim

pidiendo limosna,

LA7,  RE

cuando Jesús pasó;

Re  Mim

pregunta quién pasa,

LA7,  RE

le dicen Jesús,

Re  Mim

entonces el ciego

LA7,  RE

muy fuerte gritó:

 

LA7,  RE  Sim 

/Jesús,

Sol  Mim  La7  Re

Hijo de David,

Sim  Mim

ten piedad de mí,

La7  Re

ten piedad de mí,

Sim  Mim

ten piedad de mí,

La7  Re

ten piedad de mí./ (bis)

 

Jesús no se detiene,

parece no oír,

el ciego le insiste,

llamándolo así:

 

Jesús se detiene,

“tráiganmelo aquí”,

“¿qué quieres que te haga?”,

“que vea Señor”.