Fa	     Rem	     Sol    Fa  Do	
Gracias, Señor, por tu palabra,
 Lam Rem      La#      Fa  Do7 Fa 
gracias, Señor, por tu manjar.
 Fa         Rem  Solm     Fa  Do  
Fuente de fe y de esperanza,
 Lam        Rem     Re7  Fa
fuente de eterna caridad.
 Fa          Do   Rem  La#    Fa
Dios permanece con nosotros,
            Rem       Solm  La
presencia viva es su manjar,
 Rem         Fa      Solm  Fa Do
donde el Señor del universo
Lam       Rem    Do7    Fa
como alimento se nos da.


Llenos de fuerza en u mesa,
juntos podemos avanzar
y construir la nueva tierra
en la justicia y la hermandad.
Dios es la luz de nuestra ruta,
Él es camino de la paz,
y en el desierto de la vida,
Dios es la fuente, el manantial.

Hoy su palabra nos congrega
con su mensaje fraternal.
Hoy su manjar nos alimenta
hacia la Pascua celestial.
Dios peregrina con nosotros,
Él nos ofrece su amistad
y en los caminos de la vida
siempre nos guia su verdad.

Junto a su mesa, los amigos,
nuestra familia, nuestro hogar,
junto a su mesa nos ha unido
en un abrazo fraternal.
Gloria al Señor que nos reúne
en esta fiesta de hermandad.
Gloria al Señor que nos espera
en el convite celestial.