La                   Re La
Habrá tierra que sembrar,
                   Re La
habrá mies que recoger,
                    Re
por muchos años que pasen,
        Do#m        Re
no cambiará nuestra fe,
                       La   Mi
la vida es de los que luchan
                    La
por su propio yo vencer.

Habrá veces que pescar
y manos para faenar,
no importará la tormenta
pues Cristo la calmará,
seguiremos en la lucha
por un mundo de hermandad.


CRISTO NACE CADA DÍA
      Re        Mi       La  La7
EN LA CARA DEL OBRERO CANSADO
      Re            Mi        La
EN EL ROSTRO DE LOS NIÑOS QUE RÍEN JUGANDO
          Re          Mi       La
EN CADA ANCIANO QUE TENEMOS AL LADO.

CRISTO NACE CADA DÍA
Y POR MUCHO QUE QUERAMOS MATARLO
NACERÁ DÍA TRAS DÍA, MINUTO A MINUTO
EN CADA HOMBRE QUE QUIERE ACEPTARLO.

Hay mucha tierra sembrada,
el tiempo traerá su fruto,
ya vendrá quien lo recoja,
de momento trabajemos
y si el mundo se acobarda
nosotros no callaremos.