Sol              Re7   Sol             Re7   Sol
Como el ciervo al agua va, vamos hacia Ti, Señor,
             Re7   Sol              Re7     Sol
pues de Ti tenemos sed, fuente del eternos amor.
Lam Re          SolLam  Re7         Sol
Caminamos hacia Ti con alegres cánticos;
Lam   Re           Sol Lam   Re7          Sol
hoy venimos a tu altar para amarte más, Señor.

Quien escucha mi gemir, dice: ¿dónde está tu dios?
El Señor se encuentra aquí, en la voz de júbilo.
Ya mi llanto ha de cesar, el Señor es mi Salvador.
Cuando tenga que sufrir, en Ti pensaré, Señor.

Gloria al Padre eterno, gloria la Hijo Redentor,
Gloria al Espíritu que nos une en el amor.
¡Ven, Señor, Maranatha! Amén, Aleluya.
¡Ven, Señor, Maranatha! Amén, Aleluya.