9 de julio Acordate Ahogados de razón Algo mejor algo peor Ancho de Espadas Armar de nuevo A Tinto Regalado Botija Brillan los fantasmas Bufón Callejero de Boedo Canción de cuna para Julieta Canciones y almas Creo Cristal Cuanto Más Daños Desencuentro Día a día Distinto Durmiendo en la seccional El Duende del Arbol El Espejo El Ignorante El lugar perfecto El nudo Esa invisible linea Fantasía y Realidad Frente al río Guiños Hoy Ilusión Imposible Jugando La buena vida La Canción La Cuadra La identidad verdadera La Llave Lejos del cielo Límites Lo que hay Los invisibles Más Allá Medallón Naranja Me hice de papel Milonga de Rock and Roll Milonga rock n rol Morir No Somos Nadie No Volvieron mas Ojalá Se Los Lleve O No Otro viento mejor Palo borracho Parte menor Pensar en nada Pichones Pompeya Presión Prohibido Puede Puñales Quedó Rebelde, agitador y revolucionario Rehen Reina Rocanroles sin destino Rompiendo espejos Sed Señales Sé que no sé Sería una pena Siempre un poco más Si Me Cansé Sin Paciencia Si queres que sea yo Sonando Sueño Suerte Tan perfecto que asusta Tanto de todo Teatro Tiempo de estar Tiempo Perdido Todo eso Tratando de olvidar Tres Una nueva noche fria Un lugar perfecto Un Minuto Un Monarca Vicioso, Jugador y Mujeriego Vivo en mi ilusión Zapatos muy grandes

Biografía

Fuente: http://www.rock.com.ar/artistas/callejeros

A mediados de 1995 se presentaban en Villa Celina (Gran Buenos Aires) con el nombre de Río Verde, tocando covers de Chuck Berry, Creedence y The Rolling Stones. Poco más de un año después, los cambios de formación influyeron en el sonido. En enero del ’97 mutaron también el nombre a Callejeros.

En febrero del ’99 fueron soporte de Los Ratones Paranoicos, en un show en Cemento. Ese mismo año telonearon a Viejas Locas en Ituzaingó. En el 2000 volvieron a Cemento, esta vez con La Renga y Divididos.

Con tres demos entre 1997 y el 2000, en el 2001 se largaron a grabar independientemente su primer disco, “Sed”, compuesto por 12 temas.

También independiente fue su segundo disco, “Presión”, lanzado a comienzos del 2003, con 14 canciones.

“Rocanroles sin destino” fue el gran salto de popularidad de la banda.

El 30 de diciembre de 2004 la banda se vio involucrada en la mayor tragedia del rock argentino: un incendio en Cromañón, durante un show de Callejeros, dejó el saldo de 194 muertos y cientos de heridos. El grupo fue investigado como cómplice en los errores de organización y no volvieron a tocar oficialmente por casi dos años, aunque se presentaron sorpresivamente como invitados en shows de otros grupos.

En medio de rechazos por parte de familiares de algunas víctimas y sin campaña de promoción, lanzaron “Señales” en mayo de 2006. El nuevo disco incluye canciones anteriores a la tragedia y nueve tracks post-Cromañón, entre ellos “Frente al río”, “Día a día”, “Hoy” y “Señales”.

El 21 de septiembre de 2006 concretaron el postergado regreso a los escenarios. Luego de varias prohibiciones, la banda se presentó en el estadio Chateau Carreras de Córdoba con un fuerte operativo policial, ante unos 20.000 espectadores y sin ningún incidente. En el emotivo evento estuvieron presentes algunos familiares de las víctimas, aunque otra agrupación de familiares y amigos intentó impedir el show.

En medio de rumores de ruptura, Callejeros editó “Disco escultura”, su quinto trabajo discográfico, presentado en julio de 2008 en el Orfeo Superdomo de Córdoba y el primer corte “Siempre un poco más” como bandera.

En agosto comenzó el juicio oral y público por el incendio, en el cual también fueron acusados los músicos de la banda, así como funcionarios del Gobierno Porteño y responsables del local Cromañón.

Ese mismo año lanzaron “Obras 2004 en Directo”, un disco doble en vivo con 31 temas que incluye casi toda la discografía de la banda hasta ese momento y cinco temas inéditos que habían estado circulando en demos y grabaciones piratas.

El 19 de agosto de 2009, el Tribunal consideró que la banda era inocente y los absolvió. Omar Chabán, ex gerenciador de Cromañón, recibió una condena de 20 años, mientras que el ex manager de la banda fue condenado a 18 años.

Luego de otro confuso episodio, en el cual murió quemada la mujer de Vázquez, la banda anunció la separación de éste y del guitarrista Elio Delgado. Santos Fontanet y el saxofonista Juanjo Carbone decidieron seguir y llamaron a Luis Lamas, baterista de Ojos Locos, al ex Jóvenes Pordioseros Pedi y a un ex plomo de la banda, Crispín, para que se hicieran cargo de las guitarras. Luego de suspender algunos shows programados, terminaron disolviéndose.

Pato Fontanet armó entonces Casi Justicia Social, con las mismas iniciales que venían identificando a Callejeros desde Cromañón: CJS